Cambios y avances en los servicios de entrega de e-commerce

En el último trimestre de 2017, el retail terminó con un 9,1% de ventas a través del e-commerce en Estados Unidos. Según Statista ese mismo trimestre, en el año 2010, las ventas del retail por medio del e-commerce alcanzaban un 4,6%. Estos datos reflejan una realidad innegable: que el crecimiento de este tipo de ventas va de la mano de una disminución en la compra presencial, por lo que el servicio de entrega es un punto esencial en la estrategia de este negocio.

Hoy, además del producto que las personas están interesadas en adquirir, les resulta fundamental el servicio al cliente que reciben; qué tan rápido es el servicio, cuántas opciones de envío ofrecen, cuánto cobran y si el envío es confiable son aspectos primordiales para elegir comprar o no en alguna tienda. Por lo mismo, un buen servicio de entrega incidirá en compras repetidas por parte de los clientes.

Lo que viene

En San Francisco, los peatones ahora tienen una nueva y extraña queja: están cansados de compartir la vereda con robots de envíos. Y lo lograron: en diciembre de 2017 se aprobó una regulación que reduce el número de estos robots que diferentes startups han introducido en las calles de la ciudad californiana.

Así de avanzada es la tecnología y la innovación en la última milla. Durante los últimos años, la ciudad ha servido de “marcha blanca” para este tipo de inventos. Esta vez ha sido la startup Kiwibot la que ha revolucionado el servicio de entregas. Creada en 2015 en Colombia y luego lanzada en 2017 en Berkeley, Kiwi tiene como objetivo agilizar el negocio de las entregas de comida por medio de la utilización de robots no tripulados que funcionan con inteligencia artificial asistida.

Amazon, el más grande actor del e-commerce a nivel global, crea realidades que pueden parecer ciencia ficción. Amazon Prime Air es un servicio de envío rápido de paquetes de hasta 5 libras en 30 minutos, usando drones. Entre los principales beneficios de los drones está el ahorro de los costos de envío para las empresas, lo que se traduce en un costo más barato para los consumidores. Por otro lado, el recibir los paquetes en un bajo periodo de tiempo ayudará a que el cliente repita la compra por la buena experiencia.

Sin embargo, todavía falta para que veamos más drones repartiendo encargos y compras. Ocurrirá, pero todavía hay barreras regulatorias, falta de aceptación en los clientes y fallas técnicas que están retrasando la adopción de estas tecnologías. En Estados Unidos, la Administración Federal de Aviación ha permitido pruebas de drones de envíos, pero el problema está en que se requiere que los pilotos vean los drones, por lo que todavía no se ha podido probar los envíos de largas distancias.

En relación a los problemas técnicos, todavía se está desarrollando la tecnología de los drones. Se espera también que se pasen las regulaciones que aprueban los drones en áreas residenciales. Finalmente, la aceptación por parte de los clientes también es un tema importante. Cuando en octubre de 2017 el servicio postal de Estados Unidos hizo una encuesta sobre la seguridad de los drones, solo un 32% contestó positivamente.

A pesar de estas demoras e ítems que resolver, la entrega de paquetes y envíos mediante drones es una realidad que veremos más pronto que tarde.

En Chile, Muvsmart comenzó a utilizar autos eléctricos para envíos de E-commerce,  transformándose en la primera empresa de despachos 100% eléctrica del país.

No sabemos qué nos deparará el futuro de la última milla, pero estamos seguros que más temprano que tarde veremos autos autónomos, androides, drones o robots entregando compras en la puerta de nuestra casa.

Nuevo llamado a la acción

¿TE GUSTÓ LO QUE LEÍSTE? ¡SUSCRÍBETE AL BLOG!

ENTREGAS 100%
ELÉCTRICAS

Inscríbete Aquí