Chile avanza en la protección del medio ambiente

El pasado 30 de mayo, Chile se convertía en el primer país sudamericano en restringir el uso de bolsas plásticas, luego que se aprobara el proyecto de ley que prohíbe su entrega en todo el comercio del país.

 La medida, que no deja de ser controvertida para algunos sectores, forma parte de los esfuerzos por proteger el medio ambiente, sobre todo las costas chilenas. De hecho, según los estudios de WWF, el 30% del plástico que llega al mar corresponde a bolsas plásticas. Por lo mismo, pareciera que la creciente conciencia por el cuidado del planeta no va a frenar.

Por otro lado, durante el segundo gobierno de Michelle Bachelet se aprobó la ley “Gestión de Residuos, Responsabilidad Extendida del Productor y Fomento al Reciclaje (REP)” que busca disminuir la generación de residuos al promover la reutilización y el reciclaje.

Una de las ventajas de la ley REP son las iniciativas ecosustentables que algunas empresas están desarrollando, como el rediseño de envases en el sector cárnico y el ahorro de agua en el rubro frutícola.

La Asociación de Exportadores de Carne ya se reunió con la Sofofa para tratar ciertos temas específicos respecto del envasado de sus productos para así aportar a una mejor implementación de la ley REP. Por su parte, en la industria frutícola, Dole está comenzando a desarrollar nuevas bandejas reciclables para las lechugas escarolas.

En relación a los estudios que se han realizado respecto a lo que hace la ciudadanía, el 57% de los chilenos separa su basura para reciclar. De ese total, el 76% aparta los plásticos. Después siguen los vidrios (73%) y los papeles y cartones (56%).

Una de las opiniones que llama la atención es que la mayoría de los chilenos piensa que el transporte es lo que más contamina. Eso es cierto, pero en ciudades como Santiago, donde se concentra 8.484.628 toneladas de C02. Según datos del Ministerio del Medio Ambiente, los responsables de la contaminación de Santiago son  las industriaslos vehículos de transporte y las emisiones residenciales.

En las ciudades del sur el panorama es diferente, donde la leña es el principal contaminante.

Este pensamiento podría impulsar el uso de las bicicletas y el transporte público, sobre todo cuando estamos enfrentándonos a nuevos escenarios en nuestro país: ahora han sido los gobiernos quienes han tomado las riendas sobre el cuidado del medio ambiente. Si tenemos suerte, van a empezar a implementar incentivos para un mayor uso de transportes alternativos. Nosotros en Muvsmart ya vamos por el camino correcto al utilizar bicicletas y autos eléctricos para descontaminar la ciudad y descongestionar las calles.

Nuevo llamado a la acción 

¿TE GUSTÓ LO QUE LEÍSTE? ¡SUSCRÍBETE AL BLOG!

ENTREGAS 100%
ELÉCTRICAS

Inscríbete Aquí