La realidad de la última milla en el e-commerce chileno

Quienes leen nuestro blog se habrán dado cuenta de la importancia que tiene la última milla para un e-commerce. De hecho, si ese punto de la logística no funciona correctamente, una tienda podría incluso perder clientes. Porque nadie está dispuesto a esperar más de lo indicado para recibir su producto.

En nuestro país, las compras a través de los e-commerce están creciendo exponencialmente. Según un estudio de Adimark y Mercado Libre, el 2017 un 74% de los consumidores online aumentaron sus compras. Eso significa que 3 de cada 4 personas compran por internet.

Pero el último Cyber Day dejó al descubierto una patita coja en el proceso de compras online: la demora en la entrega de los productos adquiridos. De hecho, fue el propio presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Manuel Melero, quien dijo que “hoy tenemos un cuello de botella con la logística. Hemos visto que los carrier nacionales e internacionales que están en el mundo del comercio electrónico, tienen dificultades severas desde el punto de vista logístico”. Según él, hay una falta de infraestructura que podría explicar esta realidad en Chile.

¿Por qué, entonces, ante el aumento del comercio electrónico los despachos todavía son una piedra en el zapato? Una explicación sería que cuando aparecen nuevos modelos de negocio, el tiempo de migración es relativamente lento. Esto lo explica la gerente de Operaciones de Productos de Groupon Chile, Desiree Grinspun. “La tecnología es clave. Hay que tener el control absoluto de la cadena logística completa. La principal ineficiencia hoy es que muchos e-commerce no tienen visibilidad sobre la trazabilidad de los productos y sobre eso debemos trabajar todos los e-commerce”.

Por lo tanto, pareciera que los e-commerce deben invertir en infraestructura y softwares para mejorar sus sistemas logísticos. Y, para las pymes digitales, lo ideal sería contar con un servicio externo de despachos, como Muvsmart.

 La principal ventaja de Muvsmart es que, a diferencia de las empresas de despachos tradicionales, los paquetes no pasan por un hub central – lo que atrasa aún más las entregas- y además al usar bicicletas, la ventana del tiempo de entrega disminuye considerablemente, porque los tacos no existen para este medio de transporte.

 ¿Estará el mercado chileno preparado para la llegada de Amazon y cumplir con los tiempos de entrega del gigante del e-commerce? Habrá que esperar que sí.

Nuevo llamado a la acción 

¿TE GUSTÓ LO QUE LEÍSTE? ¡SUSCRÍBETE AL BLOG!

ENTREGAS 100%
ELÉCTRICAS

Inscríbete Aquí