Los emprendimientos chilenos que están disminuyendo su impacto en el medio ambiente

A medida que aumenta el cuidado por el medio ambiente y la preocupación por reducir la huella de carbono, aparecen empresas y negocios que tratan de ir delante de este nuevo – e importante- estilo de vida.

 En Chile, el 2014 se conformó el Comité Interministerial de Consumo y Producción Sustentable que tenía como objetivo la elaboración del Programa Nacional de Consumo y Producción Sustentables (PNCS). Esa necesidad surgió porque el importante crecimiento económico del país, que ha traído numerosos beneficios, ha deteriorado también el medio ambiente. Aunque las causas son diversas, el informe del programa señala que “no cabe duda que los patrones de consumo y producción son un factor central en el deterioro ambiental”. [1]

 Por lo mismo, desde el Ministerio del Medio Ambiente se han esforzado por entregar instrumentos que permitan orientar a los productores y consumidores hacia un escenario más sustentable que promueva el crecimiento del país sin tener que sacrificar al medio ambiente.

 El PNCS, que tiene doce líneas de acción, supone implementar una cultura de sustentabilidad en los ciudadanos para que puedan tomar decisiones de compra teniendo toda la información que les permita comprobar la sustentabilidad de los productos o servicios. Además, busca la eficiencia en el uso de los recursos, impulsar la innovación y la participación de la sociedad.

 En este contexto aparecen dos empresas que valen la pena destacar, principalmente por su trabajo comprometido con el medio ambiente y también con grupos vulnerables de la sociedad chilena. En primer lugar se encuentra Denda, la primera tienda online que reúne productos y servicios que buscan el bienestar de las personas. Venden productos que van desde la alimentación saludable hasta productos de eficiencia energética. Según su propio sitio web, buscan “acercar este tipo de productos a las personas de manera innovadora, ayudándolos a través de una experiencia distinta a ser más sustentables y mejorar su calidad de vida”. [2]

 En relación a las categorías que ofrece, en Denda se puede encontrar productos relacionados con la alimentación, el hogar, reciclaje, de salud y belleza y para los más chicos de la familia. Por ejemplo, se puede comprar un limador eléctrico de uñas, platos de silicona libres de BPA para guaguas, maquillaje, papel higiénico reciclado, bicicletas eléctricas y audífonos ecológicos.

 Actualmente, Denda es un emprendimiento acelerado por ENGIE Factory y están presentes en Santiago de Chile y Ciudad de México.

 El segundo emprendimiento es Green Glass, una idea que nació en el ramo de Emprendimiento de la Universidad Adolfo Ibáñez. Green Glass trabaja con los recicladores de base, quienes recogen las botellas y a quienes se les paga por crear los vasos reciclados. Su misión, dicen, es demostrar que el vidrio no es basura y reconocer el trabajo de los recolectores, además de cambiar la industria de reciclaje.

 Además de crear productos a través del reciclaje y darle trabajo a los recolectores de basura, Green Glass desarrolló dos campañas donde hicieron 

“vasos con sentido”. La primera estaba dedicada a donar $5.000 pesos a la Fundación Vivir + Feliz, de los payasos que van a entretener a los niños del hospital Calvo Mackenna. La otra donaba $3.000 pesos al Observatorio Contra el Acoso Callejero de Chile.

 Los vasos tienen diferentes diseños, desde unos dedicados especialmente a las piscolas y otros que son ideales como regalo de matrimonio.

 La sustentabilidad está tomando cada vez más relevancia en las empresas, desde startups hasta grandes corporaciones, por lo que en los próximos años esta tendencia se transformará en el standard y quienes no se suban al carro arriesgan mucho más que seguir contaminando.

Nuevo llamado a la acción

[1]Ministerio del Medio Ambiente (2017). Programa Nacional de Consumo y Producción Sustentables.

[2]Qué es Denda 

¿TE GUSTÓ LO QUE LEÍSTE? ¡SUSCRÍBETE AL BLOG!

ENTREGAS 100%
ELÉCTRICAS

Inscríbete Aquí